En Vic habrá una Biblioteca Sostenible

El proyecto de la nueva Biblioteca de Vic va tomando forma. El arquitecto Toni Casamor y las concejalas de Cultura y Urbanismo, Susagna Roura y Fabiana Palmero, explican las ideas básicas que se dibujan en el proyecto ejecutivo un mes después en una jornada de participación con vecinos de la ciudad. El encuentro sirvió para hacer el retorno de las propuestas de la ciudadanía para incluirlas en el equipamiento y surgieron nuevas propuestas.



El diseño de este espacio “busca la máxima comodidad de sus usuarios” comentó Casamor quien aseguró que se han tenido en cuenta las peticiones de la ciudadanía en lo que se refiere a la dimensión y la distribución de los espacios. “Las bibliotecas ya no son almacenes de libros, sino que cumplen otras funciones”, señaló Casamor.

Casamor será el encargado de ejecutar la construcción de la nueva biblioteca que se ubicará en el antiguo cuartel de la Guardia Civil. La biblioteca está diseñada en forma de ele, en un solar que ocupa unos 4.000 metros cuadrados. El edificio tendrá 5plantas, cada una de ellas con distintos usos. El proyecto tendrá un especial recuerdo para las víctimas del atentado de ETA del 1991, con una plantada de 11 árboles que llevaran los nombres de las víctimas que murieron en el ataque.

La biblioteca se construirá siguiendo los estándares más elevados de sostenibilidad. La estrategia empleada en el diseño de este edificio ha sido en primer lugar reducir la demanda energética, en segundo lugar la utilización de sistemas de alta eficiencia y en último lugar la aportación de energías renovables con el objetivo final de aumentar su autosuficiencia energética. Así, se procurará acercarse a los criterios de los edificios de consumo prácticamente nulos.

Durante todo el primer año de funcionamiento del equipamiento se implantará un sistema de gestión energética que incluirá la creación de indicadores de consumo energético, el seguimiento energético a partir de la monitorización de estos consumos energéticos, y la formación a usuarios y mantenedores .

El nuevo equipamiento estará libre de barreras arquitectónicas y también habrá un ascensor para facilitar la movilidad dentro del edificio.

Fuente: La Vanguardia