Autor: Javier Fernández (Director Biblioteca Ministerio Defensa)

Ética, memoria del pasado en fondos de bibliotecas (2)

Nos quedábamos en nuestra anterior entrada sobre el tema hablando de que una perspectiva ética era necesaria en la creación y actualización de las colecciones de las bibliotecas, muy en especial en aquellos fondos tocantes a la memoria del pasado. Entendíamos la ética en los profesionales como el conjunto de valores y normas que dirigen su labor diaria en todos sus aspectos, incluyendo la formación, desarrollo y acceso a las colecciones. La memoria del pasado es esencial para nuestro presente, no un estudio aleatorio y sesgado, es parte integrante del patrimonio inmaterial de la actualidad.


Continue Reading

Ética, memoria del pasado en fondos de bibliotecas (1)

Entendemos por ética en los profesionales de los centros de la memoria, como son las bibliotecas, un conjunto de valores y normas que dirigen su quehacer diario que también tiene su expresión en la formación, desarrollo y acceso a las colecciones. La mayoría de estos procesos están automatizados o dependen de servicios externos (empresas) a los centros, así ocurre por ejemplo en la adquisición de libros de muchas redes bibliotecarias. Hasta tiempos recientes era al profesional bibliotecario al que competía ocupar tiempo en observar la idoneidad y calidad de los documentos que componían su fondo. ¿Qué entendemos por calidad de los documentos? Respecto al pensamiento y la creación, aquellas fuentes de la memoria cultural que es parte de una comunidad y hay que proteger y difundir. Fuentes que testimonien hechos que son parte de dicha comunidad y forma de sentir y pensar.

Quema de libros

Continue Reading

Hacia un Mundo Feliz en las Bibliotecas

Comprendía perfectamente que no podía permitirse que los miembros de una casta baja perdieran el tiempo de la comunidad en libros, y que siempre existía el riesgo de que leyeran algo que pudiera destruir uno de sus reflejos condicionados». (A. Huxley, Un mundo feliz).

Aldous-HuxleyHace pocas semanas tuvo lugar en Madrid un Encuentro Profesional en la Biblioteca Pública Municipal Eugenio Trías, dentro de un marco tan bello como lo es el Parque del Retiro. Allí tuvieron lugar relatos de experiencias de colaboración entre bibliotecas y agentes sociales y también ponencias sobre los retos de cara al futuro, donde apareció la necesidad de que la biblioteca sea parte fundamental en la alfabetización digital de la población, entiéndase de sus segmentos donde la tecnología es peor aprehendida, así como la utilización de los medios que ofrece Internet en la actualidad (plataformas de lectura digital, redes sociales fundamentalmente) como servicio de la biblioteca y canal de difusión de noticias y avisos. Continue Reading

No somos robots, ni queremos (en Bibliotecas)

En la película futurista Yo, robot (2004) el inspector de policía Spooner llega al despacho del jefe de la compañía USR, dedicada a crear robots que sustituyan a los humanos como fuerza laboral. Tiene que interrogarle porque ha habido un suicidio sospechoso del fundador. Spooner ejerce como los apocalípticos de Umberto Eco, contrario al avance de esta tecnología, mientras Lawrence Robertson, jefe de la empresa, es uno de los integrados que cree con firmeza que el futuro es de las máquinas. La película retrata layo_robot eterna paradoja del progreso tecnológico frente a la dignidad en la supervivencia del ser humano. Ante las suspicacias de Spooner, Robertson defiende la necesidad de la tecnología con el argumento de que al final de un proceso de cambio, por muy brutal que sea, nunca pasa nada –grave quiere decir-. Emplea un ejemplo que ahora sin embargo vemos como actual: las bibliotecas se cerraron cuando Internet se instaló en todos los hogares y nadie protestó… Continue Reading

También somos útiles en lo inútil

nina_leyendo_pq_5136Como cuentan que dijo Fray Luis de León: <<decíamos ayer>> en este mismo foro… que las bibliotecas públicas en España se encaminan al modelo donde el interés privado sustituye al público. Esto no es intrínsecamente malo en cuanto a sana competencia y espíritu de mejorar, pero hay que recordar que si las bibliotecas son de titularidad pública es porque responden a un objetivo que no se lleva bien con el principal de la empresa privada: ganar dinero. Al contrario, lo público en este sentido es invertir en lo que es fundamental pero sin ganancia económica (el transporte público, parques y jardines, hospitales y las bibliotecas, claro). Leer en cualquier formato, navegar por Internet o asistir a un taller de escritura o poesía es un acto de enriquecimiento personal, pero no ajeno. Quizás lo sea, moralmente hablando, cuando nos reunimos con un grupo de desconocidos en la biblioteca a comentar un libro, siendo entonces ya amigos. Continue Reading