Vigilancia, pilar fundamental de la Inteligencia Económica

Vigilancia tecnologica

En el anterior artículo, con el que comenzábamos esta serie de publicaciones, vimos desde la perspectiva  del Prefecto Rémy Pautrat,  uno de los fundadores de la Inteligencia Territorial  en Francia, cómo se estructuraba la Inteligencia Económica o IE. Según esta formidable personalidad, esta disciplina consta de tres pilares metodológicos que exponemos a continuación de forma ordenada: la vigilancia, la seguridad y la influencia.

Para seguir un orden cronológico, este artículo versará sobre “vigilancia”. Se puede definir ésta como la monitorización a lo largo del tiempo, complementada con información puntual adicional y útil, de fuentes pertinentes, relevantes y cotejadas, a través de herramientas TIC dedicadas; así como, su posterior análisis efectuado por personas denominadas analistas es lo que se considera Inteligencia.

Problema: estas disciplinas están aún profesionalizandose. De ahí uno de los mayores escollos con los que tiene que lidiar el sector: la divulgación, la evangelización, la formalización, etc. Y es que parece que es algo novedoso, algo que no existía hasta ahora, algo salido de los arcanos y que está, por fin, a disposición del común de los mortales cuando, hasta ahora, solo era accesible desde el cenáculo de los iniciados de alguna oscura secta ligada al poder. Secta a la que pertenecen, por ejemplo, James Bond, Jack Bauer, el Inspector Gadget o el Superagente 86.

Pamplinas.

Les haré una pregunta: cuando ustedes van a comprar algo ¿miran primero algún catálogo?, cuando ustedes van a algún sitio ¿miran algún callejero?, cuando un amigo o amiga les ha presentado a alguien desconocido ¿han preguntado quién es?, cuando han encontrado algún posible colaborador ¿han buscado referencias? Entendemos que, si están ahora leyendo este documento es que hay un gran número de respuestas afirmativas respecto a las preguntas anteriores, de lo contario estarían arruinados, perdidos, heridos o abrían “dejado de fumar”. Y como han respondido “sí”, tengo que decirles que ustedes ya han hecho inteligencia: han buscado información fiable y reciente para tomar la mejor decisión posible según las opciones que tuvieran en cada momento. Por eso compraron un artículo con el que están muy satisfechos, por eso han llegado a su destino sin perderse, por eso sus negocios han salido razonablemente bien.

La ÚNICA diferencia entre ahora y antes, es que ahora el acceso a la información es muy sencillo gracias a Internet, a las bases de datos y a las posibilidades de Networking. Esta sencillez provoca exceso de información, exceso de fuentes, exceso de ruido. Por tanto, un profesional de la vigilancia es aquella persona que se dedica a encontrar La Información necesaria,  de forma rápida y también quién la estructura en un todo coherente para que sirva a alguien en concreto a la hora de tomar decisiones concretas.

Y ustedes dirán, ¿para qué sirve un analista si recoge información accesible por todo el mundo? En efecto, la información es de libre acceso y, además, generalmente GRATIS. ¡Qué tontería pagar por eso!

Vigilancia: monitorización a lo largo del tiempo (…) de fuentes pertinentes, relevantes y cotejadas, a través de herramientas TIC dedicadas; Inteligencia: buscar información fiable y reciente para tomar la mejor decisión posible según las opciones que se tengan en cada momento.

Lo que pasa es que el analista, al ser un profesional, recaba, coteja, analiza, estructura y difunde información mejor y más rápido que un “no profesional”; es decir, el analista lo que realmente hace es ganar tiempo y fiabilidad.

Ferrán Adriá cobra, por ejemplo, 50€ por un plato de huevos con jamón; aunque yo me esmere mucho y consiga unos huevos perfectos y un jamón fantástico, nunca, nunca, nunca, conseguiré un plato tan sabroso y bien presentado como el suyo. Normal, él es un profesional y yo no. Con el análisis de información ocurre lo mismo; que somos profesionales y sabemos lo que hacemos. Por eso somos una inversión y no un coste. Y esperamos convencerles de ello a través de estos artículos.

El valor y el método de la Vigilancia

La vigilancia durante un tiempo fue dominada por documentalistas, ya que eran quienes mejor manejaban la información en la medida en que ellos eran quienes la estructuraban, formalizaban y ordenaban. Ahora, debido a la súper especialización necesaria en cada sector y a que la información a la que se le ha dado sentido (¡que ha sido analizada!) se ha vuelto un factor clave de éxito, nos encontramos con expertos en el ámbito exclusivo de la vigilancia. Estos expertos y consultores, aunque no son forzosamente bibliotecarios o documentalistas, son capaces de poner números, en términos de beneficio, a su labor (ROI, ROCE), son capaces de demostrar que son un centro de inversión y no de coste, son quienes detectan el pulso del mercado, permiten “ganar” y permiten “no perder”. Pueden provenir de cualquier sector, como el financiero, el empresarial, el de la comunicación; y también el militar.

La labor previa de vigilancia por parte de los analistas de inteligencia requiere el perfecto conocimiento de la Web visible e invisible, de las bases de datos, de las herramientas de vigilancia dedicadas, de la creación y archivado de documentos, del conocimiento del sector o sectores de actuación del cliente, así como un amplio conocimiento en gestión empresarial, para que el análisis final que proporcionen tenga un sentido estratégico para la empresa que lo recibe.

Pero también deben, a nuestro juicio, tener conocimientos profundos sobre otras materias que permiten afinar el valor del análisis:

  • Técnicas de análisis.
  • El análisis de información y su integración en sistemas SWOT, PESTEL, “Four Corners”, McKinsey, el diamante de Marchesnay, etc…
  • Estadística.
  • Epistemología.
  • Prospectiva.
  • Teoría de los juegos y el análisis de información.
  • El rol de las percepciones en el análisis.
  • Los sesgos de la cognición y las disonancias en el análisis.
  • Teoría de la Decisión y Psicología Social.
  • El Lobby y las técnicas de influencia.
  • Comunicación de crisis.
  • Métodos de integración de la Inteligencia al Business Intelligence.
  • Herramientas de gestión del conocimiento como prolongación de la Inteligencia Económica.
  • La E-Reputación como prolongación de la Inteligencia Económica.

Existen seguramente otras materias que los más versados añadirían a este listado. Por supuesto les invitamos a que nos lo comuniquen. Así, podríamos establecer el corpus de conocimientos requeridos en un buen analista. Consideramos que esta iniciativa sería un gran paso en la formalización de la disciplina.

El compendio de la Inteligencia Económica, la vigilancia

Como la vigilancia consiste en recabar información de diferentes ámbitos, hay una vigilancia para cada uno de ellos. Si buscamos y monitorizamos fuentes que nos den información sobre finanzas, estaremos haciendo “vigilancia financiera”; si monitorizamos fuentes para encontrar información sobre tecnología, estaremos haciendo “vigilancia tecnológica”. Y así sucesivamente. Por tanto, podemos desglosar los diferentes tipos de vigilancia en:

  • Vigilancia Comercial.
  • Vigilancia Competitiva.
  • Vigilancia Social.
  • Vigilancia Medioambiental.
  • Vigilancia Financiera.
  • Vigilancia Jurídico-normativa e institucional.
  • Vigilancia Cultural.
  • Vigilancia Clientes-Proveedores-Distribuidores.
  • Vigilancia Imagen-Notoriedad o Reputacional.
  • Vigilancia Marketing.
  • Vigilancia Política.
  • Vigilancia Estratégica.
  • Vigilancia territorial.
  • Vigilancia Tecnológica.
  • Etc.

Método Vs Herramientas

Como venimos indicando, existen conocimientos propios a la vigilancia, metodologías propias a la vigilancia y herramientas informáticas propias a la vigilancia. Podemos encontrar varias corrientes en cuanto a la integración de estas tres vertientes de la vigilancia en un todo operativo:

  • Foco sobre la metodología y los conocimientos sin hacer excesivo caso de la herramienta: la metodología es quien aporta eficiencia, el conocimiento permite un buen análisis; las herramientas son exclusivamente útiles a la hora de extraer la información para que sea modelada. En este aspecto, cualquier herramienta sirve mientras entre en el presupuesto.
  • Foco sobre la herramienta: buscaremos una herramienta ultra completa con muchas opciones que nos permita “barrer” todo el ecosistema. Si además es un sistema experto, mejor, porque le enseñaremos mediante nuestra actividad lo que debe hacer. Obtendremos análisis cuasi-automáticos que nos facilitarán mucho nuestro trabajo. La concepción de la herramienta y la configuración de las búsquedas son, aquí, quienes predominan.

Nosotros pensamos que son ambas importantes y que forman parte de un todo bien engrasado. Es importante tener en cuenta:

Como la vigilancia consiste en recabar información de diferentes ámbitos, hay una vigilancia para cada uno de ellos. La clave de un buen sistema de Vigilancia se encuentra en la detección de las necesidades.

  • Metodología: La metodología es diferente según qué vigilancia queramos hacer. Por ejemplo, no es lo mismo identificar la concatenación de eventos a posteriori que indican la existencia o no de un  hecho (o “árbol de indicadores”) que hacer vigilancia con un objetivo prospectivo. Si bien es necesario saber lo que queremos para determinar qué método usaremos para lograrlo, también es necesario saber quiénes serán nuestros clientes internos, cómo absorben la información, para qué la quieren (y así darles eso, lo que quieren y nada más), cuáles son los procesos internos de decisión.
  • Herramientas: la herramienta debe facilitar el proceso metodológico que se va a usar de forma predominante, debe facilitar el análisis mediante una extracción de la información según los requisitos necesarios, debe permitir una visualización explícita del resultado y facilitar la discriminación de la información por tipología de actores. Incluso podríamos decir que la herramienta debe adaptarse al conocimiento TIC de los usuarios y a la cultura de la empresa (en términos de inteligencia colectiva) porque no sirven de nada cientos de opciones que predisponen mal al analista y que no se usarán jamás. Es necesario conocer todos estos requisitos ANTES de adquirir la herramienta y antes de implantar una metodología.

La herramienta es un medio, no un fin; la metodología es un medio y no un fin. Tener medios coherentes permite un trabajo adaptado a las necesidades y una reducción de costes en tiempo de análisis y en herramientas. La clave de un buen sistema de Vigilancia se encuentra en la detección de las necesidades.

En el siguiente artículo desglosaremos qué parámetros son los que creemos deben contemplarse a la hora de implantar un sistema de vigilancia. Para ser más concretos, hemos elegido un tipo de vigilancia que nos servirá de ejemplo: la “Vigilancia Competitiva”. Les esperamos en el siguiente artículo: “¿Cómo entender a sus competidores a través de la vigilancia?”

Imagen tomada de http://es.vigilanciatecnologica.wikia.com/wiki/Vigilancia_Tecnologica

Esta entrada fue publicada en Articulos y etiquetada , por Hugo Zunzarren (Redactor. Consultor de Inteligencia Economica). Guarda enlace permanente.
Hugo Zunzarren (Redactor. Consultor de Inteligencia Economica)

Acerca de Hugo Zunzarren (Redactor. Consultor de Inteligencia Economica)

Analista de Información en Lenguas Extranjeras especializado en Gestión Estratégica de la Información e Inteligencia Económica.Con amplia experiencia laboral en Análisis Estratégico de la Información obtenida en Inteligencia Militar (Direction du Renseignement Militaire). Especializado en Inteligencia Competitiva, Análisis de Riesgos Estratégicos y Estudios de Mercado Online, así como en Gestión del Conocimiento y de la información y en análisis y optimización de los flujos de información en las organizaciones. Es Director Técnico de Idinteligencia, Consultor de Inteligencia Económica y Profesor invitado en el módulo "Nuevos Perfiles relacionados con la Web" del Máster en Buscadores, Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva en la Universitat Pompeu Fabra.

20 pensamientos en “Vigilancia, pilar fundamental de la Inteligencia Económica

  1. Pingback: Nueva publicación sobre Inteligencia Competitiva | idinteligencia

  2. Pingback: Cartografías de Información ¿Cómo no lo había visto antes' | idinteligencia

  3. Pingback: Las ventajas en cuanto a comunicación de las cartografías. | idinteligencia

  4. Pingback: Vigilancia Social y movimientos sociales | idinteligencia

  5. Pingback: El tercer pilar de la Inteligencia Económica: la influencia | DOKUMENTALISTAS

  6. Pingback: idinteligencia inteligencia económica al servicio de la organizaciones | DOKUMENTALISTAS

  7. Pingback: Marketing Estratégico y Operativo | idinteligencia

  8. Pingback: Un ejemplo concreto de Vigilancia: la Inteligencia Competitiva | DOKUMENTALISTAS

  9. Pingback: Seguridad e Inteligencia Económica | DOKUMENTALISTAS

  10. Pingback: La rentabilidad de la influencia | DOKUMENTALISTAS

  11. Pingback: Inteligencia economica: realidad o realidad | DOKUMENTALISTAS

  12. Pingback: Inteligencia Económica: realidad o realidad - idinteligencia

  13. Pingback: Inteligencia Territorial + Inteligencia Económica = Inteligencia Colectiva idinteligencia

  14. Pingback: Porque da una capacidad de anticipación y proactividad estratégica difícilmente igualable. Vamos, que si usted, empresario o gestor, quiere dormir bien por las noches, le aconsejamos este medicamento (la analítica informacional); le quitará incertidu

  15. Pingback: la “Vigilancia Competitiva”. Les esperamos en el siguiente artículo:“¿Cómo entender a sus competidores a través de la vigilancia?” | BlogSISeguridad

  16. Pingback: Inteligencia económica: realidad o realidad « id Inteligencia

Los comentarios están cerrados.