Inteligencia Económica: hacia el BIG DATA sectorial

Cualquier empresa que preste servicios de Inteligencia Económica, ya estén basados en OSINT o incluso HUMINT (o ambos), precisan de una serie de herramientas, dependiendo el alcance de su servicio y de la cobertura que quieran o puedan dar. Sin embargo, las herramientas principales siguen siendo los Analistas. Son totalmente imprescindibles y no hay software que pueda reemplazarlos. De hecho, la clave es el Analista y el software constituye un apoyo que le ayuda a discriminar, filtrar y agilizar procesos. En resumen, por muy avanzada que sea la herramienta, sólo (pero es ya mucho decir) sirve para automatizar los procesos de escaso Valor Añadido dentro del proceso de inteligencia Económica. Si el software se puede adquirir, un buen analista debe tener dotes y formación. Es MUY difícil contar con buenos analistas.

Este punto es clave si queremos ofrecer un servicio de calidad. La labor del Analista es imposible de eliminar de la ecuación. En un futuro tendremos módulos de ayuda al análisis, pero aún así, deberá estar siempre un Analista detrás de la “máquina”. Por si acaso, no vaya a ser que la decisión a tomar se fundamente en datos erróneos; que lo que nos jugamos son puestos de trabajo, el futuro de personas y el devenir de una organización.

En cuanto al software, hay muchos y de diversos tipos. Intentaremos hacer varias clasificaciones atendiendo a diferentes criterios, y siempre refiriéndonos a aquellas herramientas para empresas y no para Fuerzas del Estado.

Inteligencia Económica en el ámbito de la Vigilancia Social

Podemos encontrarnos soluciones informáticas enfocadas más bien a técnicas de E-Reputación (medición de todo lo que se dice de una marca en la red). Estas herramientas suelen ser de sencilla programación y ofrecen una valoración directa de lo encontrado en la red (Sentiment), con los consiguientes fallos que produce la cualificación mediante el software, pero eso es otra historia…

También se utilizan estos programas para la extracción de información para posteriormente cualificarla de forma manual (Metodología de Inteligencia) y así evitar errores de interpretación de la información. Por supuesto se puede usar en modo monitorización continua o en modo de barrido hacia atrás en el tiempo.

Por otro lado, tendríamos las herramientas de Inteligencia. Estas soluciones permiten utilizarlas en modo E-Reputación pero además permite una programación y ajuste de la herramienta mucho mayores. De esta forma podemos monitorizar no sólo términos, sino también fuentes e incluso monitorizar Internet invisible.

En cualquier caso estos softwares de Inteligencia son cada uno diferente, en función del cliente que lo usa y del fabricante. De hecho hay que tener en cuenta que la gran mayoría de fabricantes de estas herramientas se crearon para sus principales clientes, las Fuerzas del Estado y Defensa, por lo que no suele ser habitual encontrarse una herramienta parametrizada para un sector o área de negocio específica.

Herramientas dedicadas o sectoriales

Aunque en España no lo hemos encontrado todavía, hemos visto en otros países, donde este sector se encuentra más maduro, soluciones parciales de software específicas y dedicadas a un sector en concreto.

Veamos un caso como el de la construcción:

vía @plusformacion

vía @plusformacion

Hay empresas francesas que suministran el acceso a una plataforma que informa de forma permanente de cualquier proyecto de construcción, incluyendo información del comité de adjudicación de las obras y otros datos de interés. Se trata de una solución que permite a las empresas ligadas a la construcción contar con información puntual y extendida sobre su negocio. Detrás del software hay una empresa que diariamente y a través del empleo de fuentes HUMINT y ONSINT, carga la información para que posteriormente el cliente haga las consultas oportunas al sistema. Lo que se oferta es una herramienta informática parametrizada sectorial, que realmente es una herramienta BIG DATA + HUMINT + ANALISIS + DIFUSIÓN. Este tipo de concepto se está llevando a otros sectores con bastante éxito. Y este éxito viene del hecho de que se está proponiendo, no solo la herramienta de análisis, sino la parametrización, el plan de inteligencia que ello implica y el conjunto formado por SET UP + FORMACIÓN + PREANÁLISIS para dejar un sistema con un funcionamiento eficaz.

Principales problemas

Estos son algunos de los principales problemas que encontramos en los software de Inteligencia:

  • Adecuación a la actividad del Cliente: A menudo son softwares muy potentes, pero el software precisa de una parametrización demasiado específica para que, por ejemplo, una empresa farmacéutica lo vaya a usar.

Esto a menudo se soluciona haciendo un Plan de Inteligencia y posteriormente parametrizando la herramienta, pero hay que saber hacerlo.

  • Captación de Información: Cada solución informática es diferente y por tanto hay algunas que captan mejor unos contenidos que otras. Para ello es clave conocer en profundidad la herramienta e incluso, si se puede, testar 2 herramientas diferentes con una parametrización igual para ver qué ofrece cada una.

En algún caso hemos encontrado problemas para captar determinado tipo de información, lo que ha originado añadir otra solución intermedia que permitiese adecuar los contenidos a la herramienta de Inteligencia. Estas soluciones de ayuda para garantizar la captación e indentificación no son caras y son muy eficaces porque aumentan el alcance de las herramientas a bajo coste.

  • Visualización: Al ser cada solución diferente las hay que incluyen sistema de visualización (solo las más avanzadas) y las hay que no. En cualquier caso siempre es posible contar con softwares específicos de visualización de datos. Estos permiten visualizar la información mediante mapas cartográficos que ayudan a comprender el entorno y las interacciones que se dan entre internautas, fuentes de información y contenidos.
  • Escalabilidad del Servicio: Este es otro aspecto a tener en cuenta. Al ser cada solución diferente a la de la competencia, hay una disparidad de fórmulas empleadas. En algunos casos está todo incluido, en otros van por número de campañas puestas en vigilancia; finalmente, hay otros que apuestan por las “unidades de búsqueda”, de forma que a más “unidades” (fuentes)… de búsqueda que se emplean, menos quedan, por lo que hay que hilar muy fino en cuanto a los KIT´s que contemplar.

Accesorios: Plataforma de Distribución

ZyncroA menudo sólo se hacen esfuerzos en invertir en un buen software de Inteligencia, pero se olvida que la distribución de la información lo es todo en el transcurso del Ciclo de Inteligencia. Hay algunas soluciones de Inteligencia que pueden acoplar un módulo de distribución de la información y hay otros que no, y por tanto debe hacerse de forma externa a la solución informática.

En cualquier caso es totalmente vital contar con un sistema que permita dar a conocer puntualmente la información obtenida, de forma personal, segura, con el nivel de profundidad óptimo y en el plazo adecuado. En el caso de proyectos de cierta envergadura, dado el volumen general de personas a las que informar, la Plataforma de Distribución se vuelve algo imprescindible.

Hay, entonces, un “gap” interesante de evolución de los softwares dedicados a la Inteligencia Económica basados en tecnología BIG DATA, pero requieren de una cosa: reconocer las necesidad de un analista de inteligencia, de cómo trabajan realmente y qué ofrecen a sus respectivos usuarios finales respecto a la información que generan, ya sean clientes internos o externos. Hasta que no haya simbiosis, ocurrirán dos cosas: los analistas seguirán necesitando varias herramientas (aumento de costes fijos), tendrán que retorcer, exprimir y pervertir las herramientas que tengan para conseguir resultados para los que no están concebidas, no llegarán a donde querrían y sus clientes quedarán insatisfechos por falta de profundidad y servicio. Por el momento, “son lentejas”…

Publicidad

2 thoughts on “Inteligencia Económica: hacia el BIG DATA sectorial

  1. Pingback: Inteligencia Económica: hacia el BIG DAT...

  2. Pingback: Inteligencia Económica: hacia el BIG DAT...